Logotipo formacion e-learning

EMPRESAS EN EL E-LEARNING

También el e-learning ha llegado al mundo empresarial porque las empresas consideran la formación a través de Internet como una manera de formar eficazmente, e incluso, en algunos casos, de reducir costes. Verdad es que debemos matizar que la introducción de acciones formativas en e-learning es más evidente en empresas grandes (según algunos estudios casi el 40% de las grandes empresas lo usan, y éstas son compañías de seguros, entidades financieras y empresas tecnológicas), y es que, las medianas y pequeñas todavía no confían lo suficiente en esta modalidad formativa (sólo un 2% se decantan por este tipo de formación).

No obstante, parece haber consenso en las ventajas que ofrece esta modalidad formativa al mundo empresarial: mayor flexibilidad, mayor concreción, menor tiempo de aprendizaje, compatibilidad con otras actividades laborales, seguimiento personalizado del proceso, actualización casi inmediata de los contenidos, reducción de costes, etc.

La realidad es que las estadísticas actuales (15-09-2009) según Eurostat (Statistical Office of the European Communities, oficina europea de estadística que produce datos sobre la Unión Europea) sitúan el uso del e-learning como modalidad formativa en el 36% de las empresas españolas (el dato se ha tomado considerando empresas con más de 10 personas empleadas o más, nui.epp.eurostat.ec.europa.eu

Para tener un conocimiento más exhaustivo de la situación actual en España, hemos entresacado datos del último estudio (2007) sobre el e-learning en España de la consultora ELOGOS (www.elogos.es); dicho estudio es muy amplio porque se basa en tres ámbitos sectoriales; las administraciones públicas, las grandes empresas y los agentes sociales. Adelantaremos que los datos ofrecidos apuntan a un aumento del uso del e-learning.

Las acciones formativas en modalidad e-learning continúan creciendo: el 22% de toda la formación utiliza este método (si no único, sí en conjunción con el blended-learning [1]).

De los tres sectores analizados, el que más utiliza esta modalidad es el sector formado por las grandes empresas.

El e-learning en el sector de las grandes empresas alcanza el 21,9% de la formación que se lleva a cabo.

En el sector de las administraciones públicas el e-learning alcanza el 18,3% de la formación total.

Los agentes sociales (organizaciones empresariales y sindicales) gestionaron su formación en modalidad e-learning en un porcentaje del 12%

Aunque las cifras indican mejoría, todavía estamos por debajo de países de nuestro entorno como Alemania, o Noruega, y bastante más atrasados que Estados Unidos.

Vamos a concluir esta unidad exponiendo el convencimiento más absoluto de que el e-learning es el presente y el futuro de la formación continua porque su potencial radica en ofrecer la formación adecuada a las personas adecuadas en el momento adecuado.



[1]

Modalidad de formación mixta que combina acciones formativas en formato e-learning con sesiones presenciales.


Volver