Logotipo formacion e-learning

OBJETOS DE APRENDIZAJE

Antes de dar una definición de Objetos de Aprendizaje diremos que su aparición está íntimamente relacionada con los conceptos de accesibilidad y reusabilidad que hemos visto en el apartado anterior, y es que, para conseguir ambas finalidades es necesario que los contenidos estén identificados y sean fáciles de localizar para que puedan combinarse en diferentes acciones formativas.

Cuando se confecciona o se estudia un curso, lo normal es que los contenidos estén divididos en bloques más pequeños, ya sean temas, unidades didácticas, capítulos, secciones, etc.; el principio que se sigue es que se presenten los contenidos en apartados más pequeños para que sean más fácilmente asimilables y utilizables.

Pues bien, cuando se almacena esa información en una plataforma e-learning, la realidad es que todas esas partes pasan a ser casi un todo indivisible (concretamente el curso en cuestión), de manera que si hay partes comunes a varios cursos, no sea posible usarla en todos ellos, pues normalmente las plataformas exigen que los contenidos propios de un curso estén almacenados en una o varias carpetas exclusivas de ese curso.

Como esta situación no es operativa, el personal técnico ha tratado de fragmentar los contenidos en unidades modulares independientes que puedan ser reutilizadas en distintos entornos y por diferentes aplicaciones. Hay una imagen muy gráfica para entender esta situación, y es pensar en un juego de construcción donde las piezas pueden usarse en multitud de construcciones diferentes.

Siguiendo con la imagen anterior diremos que estas pequeñas piezas es lo que se denomina "OBJETOS DE APRENDIZAJE o su abreviatura OA (Learning Objects, LO en inglés), y aunque hay gran cantidad de posibles definiciones, aquí nos quedaremos con una de las más sencillas, pero que, a nuestro modo de entender, recoge todo lo esencial:


Los Objetos de Aprendizaje identifican sus características a través de "METADATOS" (igual que la ficha de referencia de un libro en una biblioteca que indica autor, título, editorial, etc.).

 

Su función es identificar mediante etiquetas los atributos de los Objetos de Aprendizaje con el fin de que los sistemas pueden gestionarlos y procesarlos automáticamente y, gracias a ello, organizarlos, localizarlos, y reutilizarlos.

Los Objetos de Aprendizaje se almacenan en "REPOSITORIOS" que permitirán localizarlos e incorporarlos en diferentes cursos.

 

En la actualidad existe gran número de repositorios, y prácticamente todos ellos proporcionan algún tipo de interfaz de búsqueda de los mismos, bien para interacción con humanos o con otros sistemas software. Mencionaremos, sólo por curiosidad, alguno de los más conocidos: MERLOT (www.merlot.org) y CAREO (www.careo.org).


Volver